Numerosos profesionales se suman en Huesca a la campaña Soy enfemermera.

13 mayo 2011

Coincidiendo con el Día internacional de la Enfermería, SATSE ha puesto en marcha la campaña “Soy enfermera” con un lema que es bastante claro “Hazte ver”. El objetivo de esta propuesta es  que los usuarios reconozcan fácilmente a  su enfermera y conozcan el trabajo que estas profesionales desarrollan por la mejora de su estado de salud.

Mañana, 12 de mayo, un gran número de las más de 500 enfermeras, que trabajan en nuestro sector, llevarán en sus uniformes de trabajo una pegatina con la leyenda ‘Soy Enfermera’.  El sindicato de enfermería en Huesca va a repartir pegatinas en todos los centros de salud y hospitales.

La primera fase de “Soy enfermera” se centra en  concienciar al propio profesional de su importancia en el sistema sanitario y en la salud de la población. Por eso se quiere que los enfermeros estén bien identificados, porque, sin duda, “son ellos los mejores interlocutores para hacer ver al usuario la importancia de su trabajo como el profesional más cercano, el que les cuida no sólo en la enfermedad sino también en la salud y, también, el que les proporciona las pautas que le ayudan en su autocuidado de cara a mantener su autonomía personal”, explica Mari Cruz Oliván, secretaria provincial de Satse.

Otra de las propuestas de la campaña es la puesta en marcha de una web  www.soyenfermera.es,  en la que profesionales de toda España hablan de sus experiencias como enfermeras. Más de una treintena de profesionales aragoneses ya se han sumado a esta propuesta, y una decena son oscenses.

De igual forma, la campaña es una reivindicación de la propia profesión enfermera, tan atacada últimamente desde las distintas administraciones, incidiendo en el hecho de que ser enfermera es un motivo de orgullo y, también, para que el usuario sepa realmente quién le está atendiendo.

Para SATSE, los profesionales de enfermería son el mejor aliado de la salud de las personas ya que “nosotros le cuidamos, usted tendrá una mejor calidad de vida. También le ayudamos a combatir sus problemas de salud o a convivir con la enfermedad ya que usted nos importa como persona y podemos ayudarle a cuidarse y, también, a cuidar a los que dependen de usted”.

Cuestión de cifras

En estos momentos de grave crisis económica es crucial el papel de la enfermería, responsable de los programas de prevención de la enfermedad, entre otros, ya que los programas de deshabituación tabáquica, control del colesterol, sobrepeso o del niño sano, lejos de generar gasto contribuyen al ahorro del gasto sanitario ya que es más barato prevenir que ofrecer asistencia sanitaria cuando estas patologías se cronifiquen. “Hay un dato que es revelador, una hora de educación para la salud le cuesta al sistema sanitario 14,19 euros, mientras que un usuario con una enfermedad crónica durante 40 años supone una media de 600.000 euros”, indica Oliván, “En ese sentido, si que reclamamos más enfermeras en los centros de educación, en Huesca esta figura no existe, y como es lógico su trabajo es fundamental en la prevención y en la difusión de hábitos saludables”

De igual forma, la correcta dotación de plantillas, tanto en Atención Primaria como en Especializada, sirve también para ahorrar “ya que, por ejemplo, las intervenciones de enfermería domiciliaria son eficaces en la adherencia al régimen terapéutico y medicación de los enfermos crónicos (se evitan ingresos innecesarios). De igual forma una adecuada plantilla de enfermería en Especializada hace que los pacientes tengan menos infecciones y complicaciones y, por lo tanto, reciban el alta más pronto. Eso también ahorra”, indica Oliván.  Aunque en estos momentos, según un estudio del Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Aragón cuenta con 6,02 enfermeros por cada mil habitantes, cuando hay países como Noruega que esa cifra de diplomados se eleva hasta 15.

El problema de los recursos sanitarios, crecientes año tras año, implica que el modelo asistencial debe cambiar. En este sentido, SATSE comparte la afirmación de  Fernando Lamata, consejero de Sanidad de Castilla La Mancha,  “el siglo XXI cambia el paradigma del curar al cuidar: “Este siglo va a ser el de la enfermería, el del cuidado, el de los servicios sociales, el de la integración”.

Esa afirmación también viene refrendada por diversos estudios y encuestas que afirman que la enfermería es uno de los colectivos más capacitados del SNS (Barómetro Sanitario 2010 –el 57% eligen la sanidad pública por la alta capacitación de estos profesionales) pero el papel que desempeñan queda, a veces, oculto entre otros profesionales sanitario

Galería multimedia