“Mirando por ti, salvando vidas”. Campaña para reconocer el esfuerzo de las enfermeras aragonesas en la lucha frente al Covid

25 mayo 2021

El incremento diario de personas inmunizadas, que nos permite visualizar la ansiada normalidad, no sería posible sin la dedicación ni esfuerzo de las enfermeras que están vacunando a la población.

Estos profesionales no solo vacunan, también planifican, reciben y hacen un seguimiento de las dosis, además de vigilar cualquier efecto adverso en los vacunados para resolverlo de forma inmediata.

Por esto, SATSE reclama al Salud una previsión de las necesidades del personal para mantener el ritmo de vacunación sin desatender la labor diaria en los centros de Salud.

El Sindicato también pide a la Administración la retribución homogénea de las enfermeras y enfermeros que voluntariamente realicen esta labor, al margen de su jornada.

Con el lema “Mirando por ti. Salvando vidas”, el Sindicato de Enfermería SATSE, en Aragón, ha lanzado una campaña para visibilizar la labor clave que las enfermeras y los enfermeros están realizando en la inmunización de la población frente a la Covid. Consistirá en la distribución de carteles en todos los centros sanitarios y sociosanitarios de la Comunidad Autónoma.

A juicio del Sindicato de Enfermería, durante las últimas semanas se está constatando que, cuando se dispone de las dosis de vacunas necesarias, la inmunización de la población va a un ritmo muy adecuado dado el compromiso demostrado, una vez más, por las enfermeras y enfermeros que están dispuestos a vacunar, si fuese necesario, fuera de su jornada laboral ordinaria, sea por las tardes, los fines de semanas o durante los días festivos y  con el único objetivo de agilizar lo máximo posible la campaña y alcanzar el porcentaje de inmunización deseado para que todos y todas podamos recuperar la tan ansiada normalidad”.

De hecho, a fecha 25 de mayo son ya más de 773.987 las dosis administradas, y se ha logrado la inmunización total de casi 273. 000  personas lo que supone que el 42,28 de los mayores de 18 años han recibido ya una dosis y el 23,65% de la población de Aragón ha recibido ya la pauta completa. Todo esto no hubiera sido posible sin las enfermeras.

Tal y como señalan desde SATSE, cuando los distintos responsables públicos se felicitan por el número de personas ya vacunadas contra el coronavirus hay que recordarles que no sería posible sin las cientos de enfermeras y enfermeros que en Aragón, dejando de lado cualquier interés personal o particular, están dedicando todas sus energías y esfuerzos a la campaña de inmunización con un único objetivo, la salud de todos y todas.

Asimismo, el Sindicato incide en que las enfermeras y enfermeros no solo se limitan a administrar la vacuna, sino que son los profesionales encargados de la planificación, recepción y seguimiento de las dosis correspondientes, además de vigilar cualquier efecto o reacción adversa que pudiera tener la persona a la que atienden para resolver con solvencia y proteger su salud.

Por eso, desde SATSE han reclamado a la Administración que establezca una previsión real de las necesidades de personal para garantizar que los centros sanitarios aragoneses cuenten con enfermeras y enfermeros suficientes para hacer frente al incremento del ritmo de la campaña de vacunación sin necesidad de reducir el resto de la actividad asistencial diaria.

En este sentido, el Sindicato de Enfermería recuerda que ha sido necesaria la creación de 106 plazas de enfermera/o especialista en familiar y comunitaria, lo que ha supuesto además un impulso al desarrollo de las especialidades de enfermería en Aragón.

Desde el Sindicato de Enfermería se recuerda que en caso de ser inviable la cobertura de las necesidades de enfermeras y enfermeros por falta de disponibilidad en la Bolsa de Empleo, el Salud debe retribuir de forma homogénea a los profesionales que voluntariamente realicen actividades al margen de su jornada, en horario de tarde o festivos y fines de semana.

SATSE confía en que esta nueva campaña sirva para un mayor empoderamiento, reconocimiento y visibilidad social y profesional de las enfermeras y enfermeros.