Gobierno y sindicatos de clase FIRMAN UN ACUERDO DECEPCIONANTE que perpetúa los recortes sufridos por los empleados públicos

13 marzo 2018

Escuchar al Gobierno decir que, con este acuerdo, se pone fin a la época de austeridad en el sector público, es querer engañar a los profesionales y a la opinión pública.

valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Haz tu comentario

ASPECTOS PRINCIPALES A TENER EN CUENTA:

En cuanto a retribuciones, se establece un incremento general del 8,8% en tres años, del que sólo un 6,1% corresponde a incrementos “fijos” garantizados, mientras que el resto, son incrementos “variables” que dependerán del crecimiento económico y del cumplimiento de los objetivos de déficit.

Para SATSE, el acuerdo alcanzado perpetúa los recortes sufridos por los profesionales de Enfermería y Fisioterapia y no conllevará la recuperación de la pérdida de poder adquisitivo arrebatado tras 8 años de recortes.

Respecto a la oferta de empleo público para 2018, se  vincula  la  tasa  de  reposición  de  efectivos  al  cumplimiento  de objetivos de deuda, déficit, etc.., impidiendo que, como mínimo, se recuperen las tasas de empleo previas a la crisis.

Para SATSE, tampoco se cumplen las expectativas de mantener o elevar un poco más el porcentaje actual de la tasa de reposición (porcentaje de plazas de profesionales que se jubilan y son nuevamente ocupadas), por otra parte, la recuperación de empleo será desigual entre diferentes administraciones y CCAA, penalizando a aquéllas comunidades que peor situación económica tengan.

En lo referente a Jornada laboral, las   medidas acordadas  son absolutamente insuficientes ya que no se recupera la jornada de 35h. de  manera clara y  directa, supeditando su aplicación al cumplimiento de objetivos de déficit y estabilidad presupuestaria y a las  particularidades en cada  Administración.   

El resto de medidas en relación con aspectos como la percepción del 100% de las retribuciones en situaciones de Incapacidad Temporal o medidas  tendentes a la conciliación entre trabajo y la vida familiar o personal, son igualmente muy cuestionables, dado que en algunos casos ya estaban vigentes, o se trata de concesiones condicionadas  al cumplimiento de objetivos de déficit y estabilidad presupuestaria.

El gran esfuerzo realizado por los profesionales durante la época de crisis, no se ve compensado en modo alguno con las mejoras comprometidas en este Acuerdo. Suponen un avance pero resulta desilusionante y, desde luego, poco motivador.

Añade tus comentarios

Debes estar identificado para subir comentarios

Comentarios (0)

No hay ningún comentario